Quiénes Somos | Nuestra Historia | Ubicación | Estimulación Visual | Integración
Escolaridad Primaria | Educación y Salud | Glosario | Consultas
Evalúe este sitio | Ver evaluaciones

Ir a Inicio
Artículos: Educación y Salud
Las funciones visuales

Cuando un niño llega al Servicio de Estimulación Visual se evalúa su funcionalidad visual con el objetivo de conocer Cómo y Cuánto ve, y de acuerdo a lo evaluado, determinar si tiene Baja Visión y si es necesario realizar tratamiento de estimulación visual para lograr optimizar el uso de su remanente visual.
¿Qué se evalúa?
Fundamentalmente las funciones visuales, las cuales fueron descriptas y clasificadas por la Dra. Barraga en:

Funciones óculo-motoras:

  • Reacción de pupila a la luz: capacidad de contraer las pupilas ante el estímulo luminoso.
  • Fijación: es la capacidad de mirar un punto determinado en forma estable y mantener la mirada.
  • Seguimiento: es la capacidad de mantener la vista fija en un objeto en movimiento.
  • Convergencia: es la habilidad para seguir un objeto que se acerca al sujeto con ambos ojos.
  • Movimientos sacádicos: es la habilidad de mover los ojos en forma rápida y precisa de un punto a otro.

Funciones óptico-perceptivas:

De manera simultánea con las funciones óculo-motoras, se desarrollan las Funciones perceptivas.
Es la habilidad de construir una imagen visual, la capacidad de distinguir características específicas y de dar significado a lo que uno ve.
Ellas son:

  • Memoria Visual: capacidad de evocar una imagen.
  • Discriminación y Reconocimiento a partir de la memoria visual.
  • Identificación Visual.

Funciones perceptivo-visuales:

Para que estas funciones se desarrollen, es necesario la estabilización de las funciones óculo-motoras y óptico-perceptivas.
Entre estas funciones encontramos:

  • Diferenciación figura-fondo: es la capacidad de seleccionar de un entorno complejo, los elementos simples, diferenciándolo de otros elementos que lo rodean.
  • Complementación Visual: es la posibilidad de inferir la existencia de un objeto completo cuando sólo se puede percibir realmente una parte de él.
  • Relación de parte-todo: es la posibilidad de reconocer la existencia de una unidad de sentido en una serie de elementos que componen un objeto.
  • Perspectiva espacial y constancia perceptual: es la tendencia a percibir el tamaño, forma y color relativamente constante de un objeto aunque cambie su imagen en la retina como consecuencia de la distancia, posición y movimiento.

Las funciones visuales no son innatas, si bien el Sistema Visual, al nacer, es anatómicamente completo, necesita de los estímulos naturales para comenzar a funcionar y así desarrollarse y madurar.

La interpretación y la organización de la información visual es el mayor desafío. Recordar cómo es un objeto, relacionarlo con otro y con su símbolo y organizar la información visual dentro de un esquema sintético, indica uso eficiente de la visión.

El desarrollo y refinamiento de las Funciones Visuales nunca pueden exceder el nivel del desarrollo perceptivo y cognitivo del individuo.


Prof. Patricia Fosco, Prof. Viviana Gómez, Prof. Muriel Moran, Prof. Paula Pedreira, Prof. María Delia Speranza
Subir al menú | Volver a indice de artículos