Quiénes Somos | Nuestra Historia | Ubicación | Estimulación Visual | Integración
Escolaridad Primaria | Educación y Salud | Glosario | Consultas
Evalúe este sitio | Ver evaluaciones

Ir a Inicio
Artículos: Educación y Salud
La visión: un sentido organizador

Juan se despierta en su cuna y poco a poco comienza a mirar los dibujos del papel de su habitación, mira sus manos, se agarra el pie y lo chupa. Luego un móvil colgado sobre su cuna llama su atención, lo manotea y el juguete comienza a desplazarse seguido por la atenta mirada de Juan.

Al rato comienza a llorar llamando a su madre. Ésta aparece y lo llama desde la puerta de la habitación. Ante la voz, el niño gira su cabeza y sus miradas se encuentran, se sonríen y comienza el diálogo cotidiano. La mamá no viene sola, Juan ve que su mamadera ya está lista y la mira con expectativa.

Una vez satisfecho llega el momento de jugar. La mamá lo coloca en una alfombrita y le ofrece un juguete. Él lo toma, lo explora, lo chupa y luego lo tira. Hay algo mas lejos que ha llamado su atención y rápidamente gatea hacia su objetivo.

En este breve relato hemos podido observar el papel relevante de la visión en el descubrimiento y conocimiento del mundo desde las edades más tempranas.

Juan:

  • Ha establecido contacto visual con su madre.
  • Ha fijado su mirada en diferentes objetos.
  • Ha seguido el desplazamiento de diferentes objetos.
  • Ha alternado su mirada de un centro de interés a otro.
  • Ha acomodado su visión para ver objetos a diferentes distancias.
  • Ha reconocido partes de su cuerpo.
  • Ha reconocido objetos placenteros.
  • Ha identificado visualmente la fuente de un sonido.

En síntesis: ha estado vinculándose con el mundo a través de su mirada.

¿Qué sucedería si Juan tuviese una alteración visual?

Cuando la cantidad de información visual es insuficiente para activar las funciones del cerebro del recién nacido, el bebé no se percatará de que hay información visual presente.

A partir de las primeras semanas de vida, el contacto entre una madre y su niño se produce fuertemente a través de la mirada.

La falta o alteración de la fijación de la mirada, el seguimiento, la acomodación, etc., si no se interviene tempranamente a través de un tratamiento de estimulación visual, podría provocar trastornos en el desarrollo psíquico, intelectual, cognitivo y psicomotriz.

Uno de los problemas elementales del niño con baja visión es que existe muy poco que pueda recoger solo incidentalmente a través de su sentido visual. Necesita ser enseñado en el proceso de discriminación entre las formas, los contornos, las figuras y que quizás nunca fueron traídos a su atención. Esto no sucede simplemente cuando él mira sino que es un modelo complejo de aprendizaje.

En la Escuela de Educación Especial Nº35, funciona desde 1992, el servicio de Estimulación Visual que atiende a niños con baja visión de todo el país. Hasta Septiembre de 2004 alrededor de 1700 niños han sido evaluados y/o tratados o derivados.

La atención del mismo es totalmente gratuita y se puede solicitar turno comunicándose telefónicamente a la escuela.
Prof. Patricia Fosco, Prof. Viviana Gómez, Prof. Muriel Moran, Prof. Paula Pedreira, Prof. María Delia Speranza
Subir al menú | Volver a indice de artículos