Quiénes Somos | Nuestra Historia | Ubicación | Estimulación Visual | Integración
Escolaridad Primaria | Educación y Salud | Glosario | Consultas
Evalúe este sitio | Ver evaluaciones

Ir a Inicio
Integración

La integración es un proceso dinámico que requiere de la intervención de todos los actores comprometidos en el proyecto, atendiendo al niño integrado desde su individualidad. Se asienta sobre bases fundamentales sin las cuales es difícil sostenerlo:

  • el proyecto institucional integrador
  • equipos de apoyo
  • adaptaciones curriculares y de acceso (atriles-fibrones-lupas-etc)

El docente debe actuar como mediador permitiéndole al niño con necesidades especiales apropiarse de la cultura, aceptando desafíos, facilitándole los diferentes instrumentos que le posibiliten llegar al aprendizaje escolar.

De acuerdo a esto, el rol de la escuela común será: adaptarse, flexibilizar, elaborar proyectos de trabajo conjunto, hacer adaptaciones curriculares (dinámica fluida). El rol de la escuela especial será, por lo tanto, el de: apoyar, asesorar, proporcionar apoyos técnicos adecuados para facilitar el proceso de integración.

Es muy importante mencionar que si bien en este nuevo enfoque se le asigna mayor protagonismo al maestro común y se otorga enorme valor a su palabra, lo más oportuno es que no asuma en soledad la atención de los niños con necesidades especiales.

La puesta en marcha de una escuela integradora requiere un cambio institucional en el que participen todos sus miembros, desde la dirección hasta el resto.

El compromiso del personal docente deberá ir más allá de la simple aceptación del niño; aspirará a que los maestros vayan construyendo entre ellos una red que sirva de contención y orientación al que circunstancialmente tiene el alumno a cargo.

También es necesario que participen de adaptaciones curriculares y en la búsqueda de las mejores estrategias didácticas junto al maestro integrador. De esta forma, el niño cumplirá con una escolaridad sin mayores sobresaltos y el maestro común se sentirá sostenido en sus decisiones.

El desafío, aunque no es sencillo, es sí apasionante: la cuestión es revisar concepciones y prácticas y aprender a moverse en una realidad heterogénea, que sin duda será más rica y justa para los chicos.

Desde nuestra Escuela Especial Nº 35 apostamos y trabajamos por la integración desde hace veinte años. La amplia experiencia recogida en todo este tiempo nos ha permitido acordar con algunos especialistas que han opinado acerca de los beneficios que ofrece la integración escolar:

  • Apertura real de las instituciones escolares que supone respetar al otro en sus diferencias.
  • Oportunidad de inclusión y pertenencia (en un sistema bastante estructurado), a personas con capacidades diferentes que también forman parte de la sociedad.
  • El respeto por la dignidad humana se constituye en el eje vertebral de la formación de los alumnos.
  • Fomenta el trabajo interdisciplinario e interinstitucional, en el encuentro de escuela común y de especial en forma interactiva.
  • Respeto por los tiempos de cada uno permitiendo la flexibilidad del conocimiento.
  • Se redimensiona el valor de los “errores” de proceso, que dan cuenta de búsqueda, investigaciones, descubrimientos e hipótesis que establecen los alumnos para apropiarse del conocimiento.
  • Se abren al docente nuevas posibilidades para profundizar en la comprensión acerca de la heterogeneidad de estrategias constructivas de los alumnos.
Llevar adelante este proceso exige compromiso. Más allá de las normas legales, de las reflexiones, es imprescindible que los docentes (bases del sistema) articulen estrategias para la acción. "Nuestro éxito en los años venideros dependerá no tanto de lo que hagamos como de los frutos que de nuestros esfuerzos vayamos cosechando" F. Mayor – Declaración de Salamanca
Subir al menú